Medicina antiaging

La medicina anti-aging tiene un claro objetivo, retasar el proceso degenerativo del envejecimiento. No podemos parar el tiempo y sus efectos biológicos, pero si realizarlos para disfrutar de mejor calidad de vida.

Para evaluar el estado de envejecimiento de un individuo, necesitamos unas pruebas fisiológicas. Entre ellos determinaremos el estado de oxidación del paciente, el nivel de producción de radicales libres, evaluación de antioxidante, riesgo cardiovascular, estado nutricional, niveles hormonales y marcadores del sistema inmune.

Con todos estos datos objetivos, elaboramos un perfil personalizado del envejecimiento de cada paciente, ya que envejecemos a velocidades diferentes y de forma diferente.

Se debe aplicar a partir de los 35-40 años para procurar que la edad biológica se retrase en relación a la edad cronológica.

El inicio del proceso del envejecimiento está precisamente ligado a la acción de los radicales libres que terminan produciendo un deterioro de las funciones fisiológicas generales del organismo.

Es ante todo, una acción preventiva, retrasas en envejecimiento biológico frente al cronológico.

¿Cómo lo conseguimos?

En base a los datos obtenidos en el laboratorio, establecemos una dieta alimenticia, hábitos  de vida y una terapéutica adecuada (suplementos de Consejos para vivir más).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies